miércoles, 14 de noviembre de 2007

Quiero y no puedo


Tengo un dolor en el pecho
y tengo los puños cerrados.
¡Con rabia miro al cielo
aullando desesperado!

Después de mucho buscar
creí haberla encontrado;
y, cuando estaba dispuesto
¡el cielo me la ha negado!

Maldita sea mi suerte
y el diablo condenado;
¿por qué cada vez que te toco
mi cuerpo se queda helado?

Me siento frente al mar...
muriendo poco a poco.
Dime Padre Neptuno,
¿me estaré volviendo loco?

Ella despeja mis dudas,
no tengo miedo ninguno;
y aunque mucho la quiero
no siento calor alguno.

El señor lo sabe bien,
quiero sentirla y no puedo.
¡Al que escribió este final
que no me lo cruce el cielo!


© Francisco Javier Frade Parada

2 comentarios:

José Carlos Santana dijo...

La vida te pone a prueba y aunque parezca duro tienes que seguir avanzando, quintando cada piedra de tu camino, eso son solo obstáculos que te impiden avanzar. Una veces te caerás, pero te levantarás una y otra vez. Aprenderas que cada experiencia vivida, sea bueno o no, es una vivencia... no hay más. Solo vivir cada día y disfrutar cada momento. No sufras por las cosas que te hacen daño, sigue tu camino y deja atrás lo que es negativo. Y que sepas que he pasado por experiencias dolorosas de desamor y desilusion.
Fuerzas

José Carlos

Francisco J. Frade dijo...

Muchas gracias amigo José Carlos por tus palabras, y tu presencia en este humilde rincón. Un abrazo, de corazón.