miércoles, 30 de enero de 2008

Adios a Maria del Pino Artiles Cruz


Hoy en la madrugada
El timbre suena y resuena
Una palabra, una tristeza,
Cayó el árbol más antiguo
El más bello, el más hermoso
El árbol que dio vida
a cinco hermosos retoños.

Como un Pino frondoso y fuerte
del que viene su nombre;
y la Virgen con la que comparte
nombre, devoción y rezo.

Ella, que cobijó mis penas
Y alimentó mi esperanza,
Desafiando al temporal.
Firme, dulce y orgullosa;
Su tronco nunca inclinó
Siempre hacia el cielo creció.

Dio su amor y alegría,
A trece lindos chiquillos;
Protegiéndoles del viento
Les mimó con sabiduría.

La madre del amor,
Se fue sin decir adiós
En una noche ventosa,
Que muy triste amaneció.

Se fue hoy Maria del Pino
A buscar a su marido,
Ese al que tanto amó,
Y de nombre Federico.

Mi llanto triste y amargo
Hoy te dice “¡Abuela adiós!”
Y aunque tu cuerpo se va
tú sigues en mi corazón…

Pero no logro contener
la pena, ni el dolor,
y secando mis mejillas
intento aclarar la vista;
y me pinto una sonrisa
porque terminó tu pena.

Hoy recuerdo toda tu vida
Tan bella como un poema.
Alegre, dulce y sincera,
Muy linda y cariñosa.

Y vuelvo a secar mis ojos
Para tu despedida
Pues, no quiero que te vayas
Penando por nuestra herida.

Tu alegría es lo que importa
En este ventoso día,
Que se lleva tu presencia
Para tener mejor vida.

30 enero de 2008


© Francisco Javier Frade Parada.


3 comentarios:

afrika-amanece dijo...

Lo siento mi niño, una abuelita es alguien muy especial, se la quiere mucho, ella quedará en tu recuerdo y seguirá con vida, le has hecho un poema precioso, orgullosa debe irse si entre todas sus obras queda un nieto como tú, un besito y un abrazo para ti , a tu abuelita la tendré esta noche en mis oraciones esta noche que seguro le ayudan en su viaje, lo siento cielo, besos

Francisco J. Frade dijo...

Querida Afrika, cielo, me reconforta mucho leer tus palabras y sentir tu presencia aquí, en mi escondite. Gracias de corazón por tus oraciones... Te deseo que pronto surja una nueva estrella que ilumine tu noche y te guie hasta el alba.

afrika-amanece dijo...

¡Ese caracterrrrrrrr Francisco!:-)¿qué tal esos ánimos cielito?Gracias por tu comentario en mi blog, seguiré leyéndote aunque yo no escriba.Un abrazote,ánimos.